Amor roto

A veces el amor tiene fecha de caducidad y no dura para perpetuamente. Cuando empezamos una relación creemos que todo va a ser idílico, tanto en las películas y que no existirá nadie ni ninguno que rompa ese enlace que os ha unido. Hay que decir que no constantemente es así, comienzan a asomar problemas, empiezan las malas contestaciones, malas caras, y todo lo que se había creado se rompe.

se acaba el afecto, la pareja lleva muchos años juntos pero ese cariño que les mantenía unidos se acaba disipando. En el momento que esto ocurre existen parejas que saben llevarlo y manejar la situación llevándose bien o manteniendo una relación cordial y educada a modo amigos, y otras que no se pueden ni ver y necesitan separarse lo máximo posible para evitar hacerse más daño el uno al diferente.

Y es que, seas tú el que ha decidido romper la relación o la que ha sufrido esa decisión por parte de su yunta, sabemos que perder a la otra mitad es difícil, a veces incluso asaz lamentable y es lógico, desgraciadamente el afición y el congoja van de la mano y la ser con la que has pasado parte de tu vida, poco intimidades e incluido en tu círculo más cercano, de pronto hoy no está.

repetir hasta la saciedad: “Me ha hecho un atención, yo merezco algo mejor y sin él (o ella) voy a disfrutar de la vida muchísimo más”.

¿Le has dejado? Repite: “No soy la mala de la película, el cariño se ha acabado en medio de nosotros y es mejor separarnos ahora antiguamente que continuar haciéndonos más daño”.

Nunca pienses que no hubo razones para ello. como superar una ruptura amorosa hombres tú no sintieras que lo vuestro se acababa, puede que la otra mujer sin duda; y no habrá sido de la tenebrosidad a la porvenir, puede que lleve un edad pensándolo y no se atreviera a decírtelo. No le busques la lógica, no servirá de carencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *